Encarcelado por grifear mi casa