Encarcelado por grifear estanterías en el sótano de mi casa en Hesperia aprovechando los agujeros que habían hecho otros griefers.
Lo encarcelo doce horas porque ha mostrado buen comportamiento por lo general, aunque lo hubiera reducido si lo hubieses reconocido en su día.