Registrarse

Bienvenido a Foro Minecraft.

If this is your first visit, be sure to check out the FAQ by clicking the link above. You may have to register before you can post: click the register link above to proceed.

Resultados 1 al 1 de 1
  1. #1
    Junior Member
    Fecha de ingreso
    diciembre-2013
    Mensajes
    1

    Angry La lágrima. Poema a minecraft.

    Buenas noches amigos míos, antes de juzgar porque se llama así el tema, lean:
    Últimamente he estado jugando con un amigo en un server de privado que sólo puedes usar por un lapso de dos horas. Yo y él hemos estado chambeando un buen rato, recolectando metal, diamantes, haciendo granjas, casa. Esas cosas que uno sabe hacer.
    Ayer, decidimos ir al nether.
    Estuvo lindo al principio. Bueno, sobrevolaban muchos ghasts, teníamos muy pocas flechas y nos mataron. A mí, intentando hacer un refugio me consumió un bloque de lava que había entre las paredes. Perdí mi espada con muchos hechizos. En fin, una sutil catástrofe.
    Superamos eso, hicimos un refugio, construímos un puente de cobblestone que bautizamos "el motherfucker", por costoso y buscamos una nether fortress. La cual, no tardando, encontramos.
    Al encontrarla, regresamos a la base por cosas para poder combatir a los blaze, que son difíciles como ellos solos.
    No estabamos realmente muy preparados, grave error.
    Regresamos y encontramos una ruta interesante para entrar a dicha estructura; en una cueva sobresalía una esquina de los muchos pasillos que contiene. Justo al derrumbar el muro, había dos cofres con objetos valiosos; dos armaduras de oro para caballo, dos sillas de montar, dos diamantes. Todo era perfecto. Seguimos el pasillo y nos llevó directamente a donde crece el nether wart. Aún más afortunados.
    Todo iba bien, en general:
    Habíamos encontrado casi todo lo que se necesita del primer viaje... menos las famosísimas varas de blaze.
    No muy lejos había un gran balcón. Desde allí intentamos matar a los blaze que aparecían sin piedad y sobrevolaban la superficie. Así pues, lo más lógico, mataron a mi amigo (que tiene la fortuna de ser erradicado en situaciones parecidas, cuando se hace más latente le digo que se parece mucho a Kenny de southpark)
    Agarré sus cosas, las metí en los baules que encontramos y me dirigí a buscar hongos rojos, que era lo que necesitaba para completar un caldo. Así pues, llegaron dos withers, 3 blazes y morí.
    Afortunadamente fuimos lo suficientemente inteligentes para guardar las cosas valiosas en los cofres cercanos a nuestra entrada a la mazmorra. Pero los recursos se estaban acabando en casa. Nos llevamos mucha madera y piedra que terminó calcinada, o perdida en las inciertas superficies del inmenso nether.
    No nos importó y seguimos. Después de que mi amigo se perdiera, porque mis señales de antorchas nada más yo las entendía (jajaja), regresamos a la fortaleza listos y decididos a acabar con los malditos blazes.
    Para contar historia larga, nos mataron, me tiraron a la lava y se quemó junto con mi esperanza, mi armadura, mi arco y flechas una espada de diamante.
    En casa ya no hay nada. No tenemos varas de blaze ni para hacer un brewing stand y así hacer una pócima para soportar el fuego. En mi frustración tan grande. Mi ágil mente de aspirante a poeta, en modo automático, escribió un dulce canto para todos nosotros, jugadores de minecraft que alguna vez lo hemos perdido todo en la lava.
    Dicho canto es este:
    La lágrima


    He visto numerosas veces
    Los sueños destruírse en un charco de lava hirviente.


    He oído los gritos de jugadores destrozados por las casas quemadas
    los creepers explotando al son de un nuevo día.


    Y qué igual como encontrarte en una mazmorra, minando a tu suerte,
    padeciendo la incertidumbre de las hordas de arañas intentando alcanzar tu
    mortalidad tan frágil.


    Y qué igual como desmoronarse en un lago inmenso de lava cargando más de
    docena y media de diamantes.


    He visto sueños partirse. Caballos morir frente a mis ojos. Armaduras desvanecerse.


    Lágrimas han resvalado por mis ojos. el apetito ha cesado.
    Deja de tener sentido recolectar bloques, recolectar comida, recolectar esperanza.


    Sin embargo, no he visto más sufrimiento en otro lado como el nether.
    ¡Las llamas reinando un lugar de nadie!
    ¡Fantasmas volantes, escupitajos infernales de fuego!
    ¡Humanos prendidos en llamas! ¡Esqueletos negros envenenándolo todo a su paso!
    ¡Oh dulce abismo, dulce rincón de agonía!; ¡¿a dónde has llevado mis diamantes, mis antorchas y piedras luminosas?!
    ¡¿Qué hay más allá de tus inmensos cráteres repletos de magma?!
    ¿a dónde llevas mis espadas, arcos y flechas?, ¿qué has hecho con mi experiencia, con mi alimento?
    Tus inmensas mazmorras no son más que para seducirnos con tesoros, seducirnos con la idea de practicar el paganismo.
    He aquí mis palabras, grande océano de la calamidad:
    He derramado lágrimas. Perdido riquezas. Perdido el apetito.
    Pero aún no me has vencido.
    Tengo diez pilas de diamantes ahora.
    La lava en la superficie ya no me da miedo.
    Los muertos vivientes no son nada comparados con los hombres en llamas.
    Mi armadura resiste el peso de una pila de doscientos bloques de grava encima.
    Mi espada, más afilada que los dientes del demonio es capáz de rebanar una araña a la mitad.
    Mi arco puede matar a dos creepers de un tiro.
    No he perecer. No de nuevo.
    Espérame.
    Última edición por Elelrik; 27-dic-2013 a las 09:24

 

 

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Back to Top