Echando unas partidas con unos amigos nos empezó a gustar el tema de la excavación de cuevas, con la posibilidad de adentrarnos en alguna para curiosear un poco. Dicho esto, al par de días descubrimos que unos amigos se iban de viaje a una zona en la que se podía explotar una pequeña cueva, nada peligrosa, pero sería una experiencia sensacional y muy divertida. Quedamos todos en comprar unas linternas Led en esta página, ya que las estuvimos comparando con otras y aquí te podías encontrar las mejores a un precio fenomenal. Cuando fuimos a la cueva de noche, ya que le daba mucho mayor realismo, nos asustamos muchísimo, porque se escuchaban los ruidos de ambiente pero al menos podíamos apuntar con nuestras linternas a todos los puntos y descubrir que era lo que había producido el ruido. Por suerte no nos encontramos ningún bicho por medio, algo que nos hubiera causado más miedo y salir corriendo.