Os presento el sistema de fianzas, que funcionará en Hesperia con la finalidad de garantizar que no habrá perdidas a la hora de confiarle la parcela a un nuevo ciudadano. (A parte de darle un otro uso a los $).

Entrando al detalle, lo que hace el Alcalde de la ciudad o el encargado (en este caso yo en Hesperia), es establecer un precio en función del tamaño de la parcela cuando va a entregársela al nuevo ciudadano, de lo que derivarán en el plazo (digamos un mes) en dos posibles posibilidades:

1ª Que el ciudadano siga activo, construya en su parcela, y siga mejorando su casa.
En este caso la fianza le sería devuelta, y la ciudad habría ganado un nuevo y activo ciudadano.

2ª Que el ciudadano no vuelva, en tal caso el alcalde o el encargado, se quedaría con la fianza, que quedaría para la mejora de la ciudad. Así aunque todavía se tendría que esperar para demoler el edificio del nuevo ciudadano en la parcela ocupada (como dicen las normas), la ciudad habría ganado, no un nuevo y activo ciudadano, pero sí cierta inversión en $ que seguro le viene bien.

Para garantizar que no se lleven a cabo malos usos de este instrumento sugiero la creación de un tablón en cada ciudad en el que se registre el nombre del nuevo ciudadano, el dinero que deja como fianza, y el nombre del cobrador de dicha fianza.

Como último decir que la finalidad de este mecanismo no es el de recaudar, ya que las ganancias son mínimas, sino el incentivar el que no se desaprovechen las parcelas, cosa que es un problema importante en Hesperia.

Os lo dejo como idea, por si cualquier otro alcalde quiere utilizarlo.